Volver

Historia de la metrología: 5 Herramientas de Medición de la Antigüedad

Los instrumentos de medición utilizados por los pueblos antiguos han lanzado las bases de las herramientas, unidades y técnicas que más tarde utilizaría el Sistema Internacional de Unidades (SI) para crear el sistema métrico. Y muchas de estas formas antiguas se siguen utilizando hoy en día para su avance y mejora.

Podemos considerar que la primera iniciativa registrada para seguir el paso del tiempo durante el día fueron los relojes de sol/obeliscos. Estos objetos tienen su origen en los antiguos egipcios para homenajear a dioses y reyes. El obelisco pretendía ser una ofrenda al Dios Sol para que la primera y la última luz del día tocaran la cima. Así, la sombra indicaría la hora del día. Las versiones más pequeñas (relojes de sol) se hicieron populares en el Antiguo Egipto y Roma, antes de las invenciones del Reloj de Agua y el Reloj de Arena. Sin embargo, estos relojes de sol no eran muy precisos a la hora de dar la hora debido a la inclinación de la Tierra, por lo que todavía se utilizan como decoración o están presentes en lugares históricos.

Los termómetros eran otra herramienta de medición anterior a la metrología. Gabriel Fahrenheit y Anders Celsius hicieron contribuciones cruciales a la medición de la temperatura a principios de 1700 y se utilizan en la actualidad. Sin embargo, este concepto también se encuentra en la antigua Grecia en el siglo I a.C. Se atribuye a Galileo el perfeccionamiento del diseño del termómetro florentino de Andrea Mariani de 1650.

Antes de que existieran los niveles láser o los niveles de burbuja, los antiguos egipcios necesitaban asegurarse de que las pirámides y otras estructuras construidas estuvieran niveladas. Para ello, utilizaban un simple marco en forma de A, normalmente de madera, con una cuerda suspendida del centro de esa "A". En su extremo se colocaba un peso que arrastraba la cuerda en una dirección si el nivel de la estructura se situaba en una superficie que no era perfectamente plana. Aunque se mantuvo en uso hasta después del establecimiento de la SI en Europa, su principal limitación era el tamaño de la estructura.

El ayudante de Galileo, Evangelista Torricelli, fue importante en la invención del barómetro en la década de 1640. Al estudiar los efectos del aire en la extracción de agua de pozos profundos, Torricelli ideó un experimento para sumergir un tubo de mercurio en un baño de mercurio y sellar el extremo expuesto. Su experimento desafió la antigua creencia de que "la naturaleza aborrece el vacío". Más tarde, Blaise Pascal y su cuñado confirmaron esta teoría y demostraron que la presión atmosférica varía en diferentes condiciones atmosféricas y a diferentes altitudes. El descubrimiento del barómetro transformó la forma de entender los patrones del tiempo y siguen siendo una de las principales herramientas de los meteorólogos para la predicción del tiempo.

Concebido por Joseph Huddart para la navegación naval en el siglo XIX, el transportador ha tenido muchos usos a lo largo de los siglos. Su versión más moderna no ha cambiado mucho, permitiendo la medición del ángulo entre dos líneas que se cruzan. Más tarde, se utilizó para la construcción y ayudó a ampliar la comprensión de la geometría. Sin embargo, también se cree que otra versión fue utilizada en el Antiguo Egipto por el arquitecto Kha para construir las tumbas de los faraones alrededor del 1400 a.C.

A pesar de ser herramientas de medición antiguas, continúan siendo ampliamente utilizadas en la vida cotidiana de alguna forma. Estos objetos demuestran que, incluso antes de la SI y la metrología, el ser humano ya desarrollaba técnicas de medición avanzadas para lograr proezas de ingeniería y construcción que cambiarían la propia concepción del mundo.